Consejos sobre préstamos para comprar un coche

noviembre 23, 2017

Cuando se decide cambiar de vehículo es muy habitual plantearse la necesidad de contar con un préstamo específico para el coche. Ese préstamo es la ayuda que permite comprar el modelo que realmente nos interesa, sin tener que estar bajando las prestaciones con las que cuenta el coche para abaratar los costes. En el sector del motor es más que habitual financiar las compras, no obstante, si estás pensando en cambiar tu coche sigue leyendo para saber cuál es el préstamo que más te conviene

Préstamo para coche, la ayuda que hace conseguir lo que se quiere

De forma general, se puede decir que existen dos tipos de préstamos a los que los compradores de coches pueden acudir para poder llevar a cabo esta transacción de una forma cómoda y sencilla:

  • Préstamos concedidos por el concesionario que vende el coche.
  • Préstamos otorgados por una entidad financiera.

Ya se elija uno u otro tipo de financiación, debe tenerse en cuenta que en ambos casos es preciso disponer de unos ahorros iniciales, concretamente un importe igual al 10 % del valor del vehículo que se quiere adquirir. A continuación, se muestran las principales características de ambos tipos de préstamos para tener toda la información necesaria a la hora de elegir la mejor manera para pagar la compra realizada.

Comparación de financiación en un cocesionario o en una financiera

Las principales características que presenta el préstamo otorgado por el concesionario que vende el coche son:

  • Suele ser uno de los incentivos para la compra del coche, ya que al fin y al cabo el concesionario está interesado en vender y de esta forma facilita la transacción.
  • Aceptan el coche usado sea cual sea la marca a cambio de un descuento en el precio del coche nuevo. Esta es una forma de obtener un beneficio por el coche antiguo sin tener que buscar comprador, una manera rápida y sencilla de sacar un aporte extra para la compra.

En cuanto a los préstamos concedidos por las entidades financieras las principales características son:

  • A diferencia de los concesionarios, no obligan a contratar seguros de vida y desempleo. Es decir, en el préstamo otorgado por el concesionario el coste total del seguro que se debe contratar se suma al valor del coche y sobre el total se aplican los intereses.
  • Las entidades financieras financian vehículos por debajo de los 6.000 euros, a diferencia de los concesionarios. Es decir, si el coche nuevo tiene un valor inferior o es de segunda mano, la entidad financiera será de gran ayuda para conseguir la financiación mientras que el concesionario no es la vía a seguir.

Aspectos claves para elegir el mejor préstamo

Existen una serie de factores clave en los que es conveniente fijarse antes de tomar la decisión sobre la financiación a utilizar y estos son:

  • Se debe conocer el importe que se puede solicitar y el plazo en el cual se debe devolver dicho importe. Es recomendable no dedicar más del 35 % de los ingresos que se reciban mensualmente en un hogar para la devolución de este préstamo. En caso de que no puedas asumir alguna cuota, consúltanos sobre la opción de refinanciar préstamos.
  • Se debe conocer el coste total del crédito, incluyendo los intereses, de forma que se sepa realmente el dinero que se debe devolver.

Con estas indicaciones se puede tener toda la información para poder decidir la mejor financiación y adquirir el vehículo que se necesita.