Trucos para ahorrar en la cesta de la compra

septiembre 7, 2017

La cesta de la compra suele ser una parte importante del presupuesto familiar en la mayoría de los hogares, puesto que en toda vivienda hay una cocina y todos comemos a diario. Organizarse y hacer una compra inteligente es importante, no sólo por el gasto económico, sino porque a nadie le gusta tener que tirar comida o, en el caso opuesto, encontrarse con la nevera vacía. Para que llegues a fin de mes sin agobios es necesario que pongas en marcha algunos trucos para ahorrar en la cesta de la compra.

Consejos para gastar menos a la hora de hacer la compra

Dónde, cómo y cuándo hacer la compra marcará la diferencia del presupuesto familiar en muchas ocasiones. Por ello, es importante conocer algunas claves de ahorro con foco en los supermercados y hábitos de consumo. De hecho, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), una familia puede ahorrar una media de 933 euros al año en la cesta de compra, con variables que van desde casi 3.000€ menos en Madrid a alrededor de 300 en Ciudad Real. El mismo producto, incluso de la misma marca, tiene distintos precios dependiendo del establecimiento que lo venda.

  • Por eso, nuestro primer consejo para ahorrar es no acudir al supermercado más cercano o al hipermercado que nos coja de paso para el trabajo o el gimnasio, sino mirar bien los precios que oferta cada uno y elegir el más competitivo. También hay que tener en cuenta que, a veces, los supermercados baratos suelen tener ciertos productos mucho más caros para compensar el ticket medio. Si realizamos compras semanales en una cadena que consideramos de precios bajos, acabaremos adquiriendo también los productos más caros y realizando una compra de un precio similar al de otras empresas.
  • Otro truco básico para descontarnos gran cantidad de dinero es realizar una lista de la compra sensata basada en la comida, antes de llegar al momento de elegir entre las distintas cadenas de supermercados, hipermercados y tiendas online. No tiene por qué ser pormenorizada ni establecer cada menú en cada día determinado de la semana. Simplemente, elegimos 14 platos (dos comidas por día, almuerzo y cena). Con ello, limitamos el impacto económico puesto que iremos a tiro hecho, eligiendo solo los productos que vayamos a utilizar para elaborar estos alimentos y obviando así muchas ofertas y promociones que nos encontramos en el súper y que, en realidad, solo encarecen nuestra cesta de la compra añadiendo alimentos que no queríamos comprar de antemano.
  • Otro consejo es hacer un inventario doméstico y mirar lo que ya tenemos en casa. ¿Cuántas veces te ha dicho pareja, al llegar de la compra, que ese producto ya estaba en la nevera o en la despensa? Antes de salir a comprar debemos comprobar que no tenemos ya en nuestra casa lo que vamos a buscar fuera.
  • Si tenemos el suficiente tiempo, puede ser útil echarle un vistazo a los catálogos que dejan en nuestros buzones, puertas o bandeja del correo electrónico. Muchas cadenas tienen ofertas y promociones que, una vez hecha la lista de comidas y mirado lo que tenemos guardado, pueden venirnos de perlas para ahorrarnos unos euritos.

A modo de resumen, te proponemos los siguientes trucos finales para ahorrar con la compra: elegir los mercados de toda la vida para los productos frescos; ir a hacer la compra siempre con la barriga llena para no dejarnos llevar por el hambre y tener en la despensa productos no perecederos (legumbres, arroz, pasta) que, sin coste añadido, te saquen de algunos apuros.