credito online

Historias de clientes cargadas de sonrisas gracias a créditos online

marzo 17, 2016

“Escribí crédito online en Google y así comenzó a materializarse la ilusión de mis amigos de residencia…”

Desde Creditea queremos compartir contigo historias como la que te contamos a continuación. Historias de personas que tienen un nombre, personas que tienen un sueño, una ambición, o simplemente una emergencia, un momento un poco más difícil con sus finanzas.

Somos mucho más que una empresa de servicios financieros: somos oportunidades para llegar a tus metas, para materializar ilusiones y poderte dar ese empujoncito para ayudar a que tu vida sea un poco más bonita o un poco más fácil.

Hoy te traemos la historia de Elisa, psicóloga voluntaria en una residencia de mayores de la Comunidad de Madrid. Ella es mucho más que un cliente de Creditea:

Compartiendo su tiempo con los mayores

Elisa acude desde hace dos años y medio a una residencia para acompañar a las personas mayores dos tardes por semana. Los primeros seis meses lo hacía porque formaba parte de un estudio experimental de psicología sobre la relación entre los jóvenes y los mayores. Básicamente el estudio trataba de entablar relaciones, compartir actividades y experiencias siendo conscientes del salto generacional entre unos y otros.

Se debatían temas de hoy y de siempre, se realizaban actividades como manualidades, juegos de mesa, lecturas, paseos al aire libre y visionados de algunas películas; otras veces simplemente charlaban delante de un café. De esta forma, jóvenes y no tan jóvenes, pasaban ratos de lo más agradables.

¿Y qué tiene que ver esto con un préstamo online? Espera, te seguimos contando…

Pasados los seis meses el estudio finalizó, pero Elisa quedó encantada con la experiencia hasta tal punto, que arregló las cosas para poder seguir acudiendo por su cuenta sin formar parte de ningún proyecto externo, simplemente quería seguir viendo a sus amigos de la residencia, la cual cedió encantada una salita para que pudieran seguir teniendo un lugar de encuentro.
Una de las actividades que más disfrutaban y que más participación generaba, era la lectura de historias. La mayoría de las veces, eran la excusa perfecta para contar anécdotas personales, recetas o viejas costumbres de allá por la década de los 40.

La historia de Elisa y sus siete mayores

Testimonio de Elisa: “Hay que contar las historias que hay detrás de los préstamos. Ojalá nuestra historia inspire a otros a cumplir ilusiones y mejorar sus vidas.

Nunca me imaginé pedir dinero online antes de que todo esto ocurriera. Simplemente me di cuenta de la cantidad de buenas historias y experiencias que tenían para contar todos ellos. Algunas eran personales, otras eran cuentos tradicionales de su infancia o de su pueblo. También aprendí muchas recetas de cocina. Pensé que todo eso no podía perderse y que además había que compartirlo. Los abuelos y los mayores tienen un papel fundamental en las familias y la sociedad, ellos son la experiencia y habría que escucharles más. Cada vez vivimos más en internet y nuestros ritmos se han acelerado. Las generaciones de los mayores aún conservan otro ‘sistema operativo’ que pronto desaparecerá. Es bueno bajar el ritmo de vez en cuando y escuchar a los mayores”.

Recopilar todas sus historias

“Así que se me ocurrió recopilar todas sus historias y anécdotas. Al principio pensé en un libro y conseguir dinero para editarlo, pero lo verdaderamente especial en todo esto era escucharles a ellos, escuchar su voz. El tono de voz de una persona mayor trasmite esa experiencia de la que hablaba. Escuchas sus quiebros y su emoción. Sin imagen. Solo su voz. También recuerda la tradición oral, los cuentos de los abuelos… así que pensé en grabarles en audio y hacer unos pocos CDs. Así compartiríamos una aventura en común durante unos meses y luego podíamos repartir los CD entre sus familias, otros residentes y sus círculos. ¡A ellos les pareció una idea genial! ¡Estaban emocionadísimos! ¡Me decían que así sus nietos podrían escucharles mientras viajaban en el coche con sus hijos! Pero…”

Préstamos online para cumplir ilusiones

“La verdad es que el proyecto no suponía una gran cantidad de dinero, simplemente una pequeña inversión para un par de días en un estudio de grabación para tener calidad en el audio, llevarles hasta el estudio a todos juntos y poco más. Porque yo misma podría diseñar las portadas e imprimirlas. Pero no tenía ni idea de cómo solicitar dinero por internet, así que aproveché que estaba navegando en Google y busqué, fue ahí cuando comenzó a materializarse la ilusión de mis amigos de la residencia.”

Préstamos rápidos y sencillos

“Ellos mismos querían colaborar aportando por igual, así que entre todos fue más fácil. Encontré Creditea, donde todo fue mucho más rápido y sencillo de lo que imaginaba. Jamás pensé que pedir una prestación permitiría realizar las ilusiones de mis siete magníficos. ¡Ni que sería tan rápido! Ya hemos grabado las historias de Carmen, María, Lucía, Pilar, Félix, Luis y Paco, y las hemos reunido bajo el título `Relatos Vintage de Viva Voz’”.

Grabación del CD “Relatos Vintage de Viva Voz”.

“Desde aquí animo a los que tienen pequeñas-grandes ilusiones como la nuestra y no tienen los recursos, para que contacten con Creditea y soliciten un adelanto a través de la línea de crédito rápido. Creo que los trámites por Internet nos meten miedo con las prestaciones, y nunca se cuentan las cosas positivas que se hacen con ese dinero. Hay que contar las historias, como la nuestra, la historia de ocho amigos que trabajan juntos en un proyecto y una ilusión. Ojalá nuestra historia inspire a otros a cumplir ilusiones y mejorar sus vidas”.

Una ayuda para finales felices

¿Te ha gustado la historia de Elisa? ¿Quieres hacer realidad tus planes, tus ideas, tus ilusiones? Pues no lo penséis más, contacta con nosotros y pide de manera fácil y rápida tu línea de crédito online.