Guía fácil para leer y entender una nómina

agosto 21, 2017

Como es sabido, es obligatorio que los trabajadores reciban un documento justificativo de su salario: la nómina. Así, es importante que los trabajadores sepan cómo entender una nómina, no solo para saber con certeza que están recibiendo los honorarios pactados y comprender la famosa diferencia entre salario bruto y neto, sino también para conocer a la perfección toda su información fiscal.

Datos que debe contender una nómina

  1. EncabezadoLa empresa debe quedar identificada con los siguientes datos: razón social, domicilio social, CIF, y finalmente el CCC (código cuenta de cotización de la Seguridad Social).

    En cuanto al trabajador, los datos que deben aparecer son: nombre y apellidos, DNI y código de cotización. Además, también es necesario que aparezca su categoría profesional, su antigüedad en la empresa y el tipo de contrato.

    Finalmente, en el encabezado de la nómina también debe reflejarse el centro de trabajo en el que desarrolla la actividad el empleado, así como el periodo de liquidación que corresponda.

  2. DevengosLos devengos son los importes que va a recibir el empleado. En este sentido, nos podemos encontrar con dos tipos de devengos:
    • Devengos salariales.Son los ingresos que recibe el empleado a cambio del trabajo realizado. Estos ingresos pueden ser en metálico o en especie. Normalmente, estos devengos se dividen en la nómina en varios tipos:
      • Salario base: salario mínimo que marca el convenio.
      • Complementos salariales: retribución adicional al salario base en función de las características de la persona y del trabajo realizado.
      • Horas extraordinarias.
      • Gratificaciones extraordinarias.
      • Salario en especie.
  3. Devengos no salariales.En este caso, se trata de retribuciones que recibe el empleado que no corresponden al trabajo realizado, pero que sí están relacionadas. Por ejemplo, podemos mencionar las siguientes: gastos de transporte, pluses de distancia, indemnizaciones, etc. En cuanto a este tipo de devengos, se debe tener en cuenta que no pueden sumar una cantidad superior al 30% de los devengos salariales.
  4. Deducciones en el IRPFEn estos campos aparecen las cantidades que se van a restar a los devengos para hacer frente al impuesto sobre la renta de las personas físicas.
  5. Deducciones a la Seguridad SocialIgualmente existen deducciones relacionadas con las obligaciones con la Seguridad Social. En este caso hablamos de:
    • Contingencias comunes: 4,7 % de los devengos salariales menos las horas extra.
    • Desempleo: depende del tipo de contrato.
    • Formación profesional: 0,1 % de la misma diferencia.
    • Horas extraordinarias por fuerza mayor: 2 % del devengo salarial por estas horas.
    • Horas extraordinarias sin fuerza mayor: 4,7 % del devengo salarial por estas horas.
  6. Líquido a percibir, según la diferencia entre salario bruto y neto.

El líquido a percibir es el salario neto, es decir, dinero que el empleado recibe finalmente una vez se han aplicado las deducciones de la Seguridad Social (Punto 4) y el IRPF (Punto 3) sobre el salario bruto.

Comprender de dónde viene tu salario es algo fundamental y esperamos que, con esta información, el próximo mes que recibas el documento que justifica tu salario tengas claro cómo entender tu nómina.