Los influencers y la nueva forma de trabajar por Internet

octubre 3, 2017

Las nuevas tecnologías y la aparición de las redes sociales han revolucionado la forma en la que conocemos el mundo y concebimos nuestros vínculos con la realidad. La relación con otras personas, y con el entorno en general, ha cambiado y se centra, ahora, en Internet y el ámbito digital. En este sentido, también han cambiado las formas de entretenimiento, consumo y acceso a un sinfín de servicios. Con ello, han cambiado incluso las aspiraciones profesionales de muchas personas y hoy en día trabajar desde casa por Internet ya no resulta algo extraño. Las nuevas tecnologías han fomentado la aparición de nuevas profesiones y, entre ellas, últimamente destaca la de “influencer”.

La definición de influencer puede ser entendida como la persona que cuenta con el conocimiento suficiente sobre un tema como para que su opinión sea valorada por el gran público y tenida en cuenta a la hora de tomar decisiones. ¿Quieres saber más?

Cómo ser un influencer

El concepto podría ser un equivalente de lo que en una sociedad tradicional se conoce como líder de opinión. No obstante, algunos de los influencers más famosos no destacan por su conocimiento preciso sobre un tema o sus habilidades técnicas. Para convertirse en influencer hoy en día, quizá, baste con tener carisma y ser un buen comunicador, pero, sobre todo, la clave es saber generar una comunidad de fieles seguidores en torno a un canal de vídeo online o publicaciones en redes sociales. Cuando el volumen de seguidores y sus correspondientes interacciones alcanza un número considerable, se puede llegar a vivir de ello. Además de los ingresos por publicidad que la propia plataforma donde se alojan los vídeos ofrece, son las marcas quienes suelen interesarse en estos líderes de opinión y les ofrecen colaboraciones. ElRubius, Dulceida o Hola Cuore serían un ejemplo de influencers.

Los influencers gozan de una gran popularidad y aceptación por parte del gran público. Aunque la dosis de opinión es importante en las redes sociales de estos líderes online, este tipo de perfiles no solo se basan en crear contenido ofreciendo valoraciones sobre nuevas tecnologías, viajes, belleza, bienestar, etcétera. Existen quienes cuentan con miles y miles de seguidores que solamente les apoyan porque simpatizan con su estilo de publicaciones y sienten afinidad por el modo de vida particular de la persona. Por ese motivo, muchas personas quieren convertirse en uno de ellos y quieren saber cómo ser un influencer.

La importancia de la formación

Tener un canal en Youtube o una cuenta de Facebook no convierte a nadie en influencer. Las marcas buscan profesionalidad en el contenido que un influencer sube a la red y eso se consigue con formación. Si bien no existe una formación reglada sobre esta nueva profesión, sí que hay innumerables cursos online, muchos de ellos gratuitos, en los que poder aprender los conceptos básicos. Otra forma de aprender es seguir a las personas que ya están triunfando en la red para intentar averiguar cuáles son las estrategias que siguen. Si han conseguido miles de seguidores y han logrado que las marcas se interesen por ellos, es porque hay algo que están haciendo bien.

Buscar una especialización

Para ser un influencer es importante centrarse en un nicho de mercado. Es complicado transmitir credibilidad hablando de generalidades y queriendo gustar a todo el mundo. Cuanto más específico sea el campo de trabajo más fácil será que las marcas se acerquen. Este grado de especialización permite, además, poder hacer de un hobby una forma de ganarse la vida con la facilidad de poder trabajar desde casa por Internet. Visto desde fuera, la vida de un influencer promete ser de todo menos aburrida.