Cómo saber quién fabrica las marcas blancas que consumimos

octubre 3, 2017

Conseguir ahorrar dinero va más allá de privarse de ciertos lujos o recurrir a servicios low cost. Como ya te contamos en otra ocasión, la cesta de la compra es una de las partidas más grandes en el presupuesto familiar. Por ello, saber elegir y comprar productos de marca blanca te puede ayudar a que el gasto en el supermercado sea mucho menor.

Especialmente en momentos de crisis, es importante pensar en cómo sacarle mayor partido a nuestro dinero. Está claro que la compra del supermercado está dentro de las prioridades, y son muchas las familias que tienen que hacer números para llegar a final de mes. Por eso hoy queremos hablar de las marcas blancas, aliadas de cualquier persona preocupada por la economía doméstica, cómo saber quién las fabrica y cuáles son las que más consumimos.

Marcas blancas como clave del ahorro

Los consejos para ahorrar en el supermercado pasan por revisar productos y precio, así como elegir las ofertas y probar nuevas opciones de alimentación que se amolden mejor a tu bolsillo. Así que no es mala idea que en los stands te pares a considerar los alimentos de marcas blancas.

Es posible que no sepas qué fabricante está detrás de un producto de marca blanca y esto puede causarte cierta desconfianza. No obstante, las grandes superficies de alimentación no suelen arriesgarse y confían la fabricación de sus marcas blancas a empresas de calidad. Habitualmente, suelen ser pymes que fomentan la producción y economía local. Aunque es cierto que casi nadie suele prescindir de los refrescos de su marca favorita, y tampoco de otros productos como el champú o detergente, lo normal es incluir –cada vez más– un cierto porcentaje de productos de fabricantes desconocidos. Preferir el precio económico a comprar fijándonos en logotipos traerá, a buen seguro, un descuento importante en el tique del supermercado.

Grandes superficies y marcas blancas

Si vas a grandes superficies seguro que consigues ahorrar algo de dinero porque la propuesta de productos y artículos es mucho más amplia y variada en las cadenas de supermercados que en las tiendas de barrio. Estos supermercados se han convertido en asiduos a las marcas blancas y han impuesto su presencia en los últimos años. Las marcas de confianza de toda la vida han sido sustituidas por una gran variedad de artículos de marca blanca, que representan el 34 % de la cesta de la compra, y en algunas grandes superficies resulta incluso complicado encontrar gran variedad de marcas, con productos de marca blanda cada vez más variados y específicos.

¿Quiénes son los fabricantes?

Encontrarás un poco de todo. Muchas marcas conocidas fabrican productos para los grandes supermercados, con otro etiquetado, pero el mismo proceso e ingredientes que el “original”. Por otra parte, existen marcas también muy conocidas que han decidido pronunciarse y publicar en sus campañas que, en su caso, no fabrican para otras marcas. De esta manera, pretenden generar fidelidad por parte del consumidor que se muestra reacio a las marcas blancas, asegurándole que no encontrará el mismo producto bajo otro envasado.

¿Cómo comprobar una marca blanca?

Simplemente, hay que dar la vuelta al envase. Normalmente, se incluye en el etiquetado quién es el fabricante del producto. Existe la opción de comprobarlo en la página de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN). Se introduce el número RGSA, que es un código obligatorio en el etiquetado de productos de consumo.

¿Qué negocios del sector alimentario no deben tramitar registro sanitario?

  • La producción de frutas y hortalizas frescas entregadas al consumidor o a otra industria alimentaria.
  • Los establecimientos que elaboren productos para su consumo en los mismos, como restaurantes y panaderías.
  • Los establecimientos de comercio minorista que vendan al consumidor final.