¿Se puede alquilar una vivienda de protección oficial?

octubre 3, 2017

Las viviendas de protección oficial (VPO) son aquellas facilitadas a personas con recursos limitados y, casi siempre, a través de una subvención que proporciona la administración pública española. Una pregunta habitual en el sector inmobiliario es si se puede alquilar una vivienda de VPO, ya que este tipo de pisos cuentan con limitaciones y las propias ventajas en la compra dan lugar a restricciones. Los requisitos de adquisición de una VPO son, en principio, incompatibles con el alquiler. Los requisitos para adquirir un piso de protección oficial estipulan que este debe ser el domicilio habitual del propietario que, además, no puede poseer ninguna otra vivienda libre. Ahora bien, existen algunos casos en los que es posible. Te explicamos cómo alquilar un piso de protección oficial.

Cómo alquilar un piso de protección oficial

Una VPO puede alquilarse cuando ya se ha convertido en una vivienda libre. Es decir, cuando por el paso del tiempo —normalmente, diez años— el piso ha sido descalificado y ya no se considera de protección oficial. También se puede descalificar la propiedad sin que haya transcurrido el período de tiempo, solicitándolo a la administración de la comunidad autónoma.

Si optamos por esta última opción, hay algunas consideraciones que debemos tener en cuenta antes de presentar la solicitud. En primer lugar, es necesario que adjuntemos a la solicitud cierta documentación: el DNI del solicitante y la escritura de propiedad de la vivienda de protección. Si lo hubiera, también sería necesario presentar la cancelación del préstamo.

Otro aspecto que tener en cuenta es el económico. En principio, descalificar una VPO no ocasiona ningún tipo de gastos, pero la administración puede requerir la devolución de ciertas cantidades, a saber, las ayudas económicas que el propietario haya recibido y otros beneficios legales. En cualquier caso, las condiciones pueden cambiar en función de las cláusulas iniciales en cada situación particular.

¿Hay alguna otra vía para poder alquilarla?

Probablemente en este punto te estés preguntando si hay alguna manera de alquilar el domicilio y ahorrarse los trámites burocráticos y las más que probables repercusiones económicas. La única alternativa se da cuando el propietario se ve obligado a residir fuera de la vivienda. En este caso, es necesario presentar las razones a la administración para que esta otorgue una autorización especial. Sin embargo, en este caso, las tasas del alquiler vendrán impuestas de manera pública, ya que deberá ser un precio VPO.

Alquilar una VPO: sí, pero con limitaciones

Así pues, sí se puede alquilar una vivienda de VPO, pero solo en las condiciones detalladas anteriormente: en caso de descalificación, ya sea solicitada o por motivos temporales, o en caso de que el propietario se vea obligado a abandonar la vivienda por razones justificadas, bajo autorización de la administración. Hay que tener en cuenta también los gastos que pueda ocasionar la solicitud de descalificación. Fuera de estos casos, no es posible poner en alquiler de manera legal un piso de protección oficial. En cualquier caso, es recomendable acudir siempre a la administración y solicitar información antes de poner el domicilio en alquiler sin estar seguros de si podemos hacerlo.