Ventajas e inconvenientes del intercambio de casas para vacaciones

agosto 30, 2017

A la hora de hacer un viaje, el llegar al lugar de destino y hacer el check-in en el hotel ha sido la forma más común y la que más se ha llevado a cabo por la mayoría de turistas. No obstante, durante estos últimos años están apareciendo alternativas de alojamiento en las que el intercambio de casa para las vacaciones está haciéndose cada vez más popular.

¿Qué es el intercambio de casas para vacaciones?

En esta nueva forma de viajar, el lugar donde te quedes a dormir no será un hotel, hostal, albergue o nada parecido, sino que te alojarás en una casa de un desconocido durante los días que tengas pensado quedarte en tu lugar de destino. Y además, tú también podrás ofrecer tu casa a quien la requiera y pueda alojarse en ella.

Este intercambio incluso puede ampliarse y existe la opción de dejar también tu coche o cualquier medio de transporte que poseas a disposición del huésped para que él pueda utilizarlo en el caso de que lo necesite.

Tipos de alojamiento alternativo en vacaciones

Dentro de estos intercambios de casas para vacaciones, o cualquier tipo de viaje, existen varias modalidades:

  • Intercambiar la casa con otros viajeros. Así ambos podréis disfrutar de un alojamiento en el destino que teníais planteado. Este cambio no tiene por qué ser simultáneo, aunque suele serlo en la mayoría de los casos.
  • Alquilar tu casa los días que tengas pensado estar fuera, como una forma fácil de ganar algo de dinero.
  • Ofrecer una cama o un sofá de tu casa a otros viajeros para pasar la noche de forma desinteresada. Se podría tratar de una forma de conocer gente, además de asegurarte casi con toda probabilidad un lugar donde quedarte en el caso de que tú viajes a la ciudad de donde provienen estos huéspedes.

Encontrar alternativas a un hotel para alojamiento resulta tan fácil como insertar en un buscador “intercambio de casas para vacaciones”. Al momento encontrarás un sinfín de plataformas online donde ofrecer tu vivienda o buscar un lugar para pasar unos días fuera de casa. Muchas de estas aplicaciones, además, funcionan como una especie de red social en la que puedes obtener información sobre los huéspedes que puedes acoger o las características del hogar que vas a visitar. Aun así, cada comunidad tiene estipulados diferentes reglamentos sobre los intercambios de casa, por lo que debes estar bien informado antes de pasar a la acción con el fin de no incumplirlos.

¿A favor o en contra del intercambio de casa?

Es cierto que dentro de esta nueva forma de viajar se pueden encontrar inconvenientes, como la seguridad de que la experiencia será positiva, la inexistencia de una hoja de reclamaciones como en los establecimientos hoteleros o la petición de responsabilidad frente a desperfectos en la vivienda. No obstante, se ha comprobado que los huéspedes tienden a cuidar las casas en las que se quedan como si fuese la suya, ya que es lo que esperan que hagan las personas que se alojan en su casa. Además, las plataformas que se encargan de organizar los intercambios están continuamente buscando soluciones a estos problemas.

Pero no todo son inconvenientes, también podemos encontrar una serie de ventajas y es que, aparte de conocer gente y quizá entablar nuevas amistades, ahorramos bastante dinero, ya que el importe será nulo o muy inferior a lo que se pagaría en un hotel.

En definitiva, aunque pueda resultar extraño el intercambio de casa, nunca es tarde para vivir experiencias nuevas y quizá la ocasión perfecta sean tus próximas vacaciones. ¿A qué esperas?